InicioTrujilloTrujillo: Reyes Magos bajan a San Miguel para homenajear al Niño Jesús

Trujillo: Reyes Magos bajan a San Miguel para homenajear al Niño Jesús

La tradicional bajada de los Reyes Magos tiene más de 450 años celebrándose en el pueblo de San Miguel del municipio Boconó

Con el repique de campanas y el lanzamiento de fuegos artificiales inició este viernes seis de enero la celebración de la Bajada de los tres Reyes Magos y el homenaje de los Pastores de San Miguel al Niño Jesús, en la población de San Miguel del municipio Boconó en el estado Trujillo.

Pasadas las 10 de la mañana las comparsas de los caseríos Cabimbú, Piedra Gorda, Loma de San Miguel, Cerro de Paja, Cerro de Agua Fría, La Cava, Potrero Grande, El Sayal y del propio pueblo de San Miguel se acercan a la iglesia y se unen a los feligreses en la misa solemne que se lleva a cabo a las 11 de la mañana en el templo parroquial.

Así lo comentó el señor Ovidio Duarte, quien lleva más de 25 años formando parte de la organización de esta tradición cultural que nació en este pequeño pueblo boconés hace más de 450 años.

“Al finalizar la misa se hace la procesión alrededor de la plaza con el sacerdote montado en una silla, a quien se pasea hasta la casa cural. Allí los Pastores del Niño Jesús de San Miguel realizan el baile conocido como el juego de palo”, indicó.

Bajada de los Reyes Magos

Uno de los momentos más esperados por los pobladores y visitantes es la tradicional bajada de Melchor, Gaspar y Baltasar, quienes vienen de la loma más alta a caballo y guiados por una estrella. A las tres de la tarde comienzan a verse a lo lejos las personas que por promesa interpretan a los tres Reyes Magos.

“Soy la estrella del Mesías, fervorosa y reluciente y por eso soy la guía de estos tres Reyes de Oriente”, reza el verso de la luz guía.

Duarte señaló que cada rey trae su regalo y su verso al Niño Jesús. Los Reyes Magos tardan entre una a dos horas para llegar a la iglesia.

“Tengo coordinando lo que es la parte de los Reyes Magos desde hace 25 años; busco los caballos, los personajes de los reyes son por promesas, realizamos los ensayos, les entregó los versos a cada rey y ejecutamos el acto de la bajada de los Reyes Magos en San Miguel de Boconó cada seis de enero”, expuso.

A su llegada al encuentro con el niño Dios, el rey Gaspar dice: De tierras orientales vengo en busca de mi rey, por una estrella he sabido que ha nacido en Belén, oro te traigo, te doy como rey por ser esta mi ofrenda al Dios de Israel. Baltasar recita: Del lejano Oriente vengo en busca de mi rey, por una estrella guía he sabido que es hijo de Belén, mirra te traigo, te ofrezco como el gran rey oh Dios de Israel, y finalmente Melchor expresa: Del Occidente vengo en busca de mi rey, por la estrella guía que me trajo hasta acá he sabido que ha nacido en Belén, incienso te traigo con gran sabiduría, hoy venimos a adorarte oh mi gran Rey.

Rompen el silencio

Duarte recordó que las festividades comenzaron el cuatro de enero a la una de la madrugada, cuando se efectuó el acto de rompimiento del silencio, el cual consiste en la bajada de la comparsa del sector Potrerito de la Virgen integrada por 20 disfrazados entre los viejos, las viejas, el oso, la osa, el bobo, la boba, el capitán y sus acompañantes, junto a 50 o 60 personas de las comunidades, quienes llegan de forma silenciosa al templo, para luego dar inicio al recital de versos, repique de campanas y juegos pirotécnicos.

“Ese encuentro dura un tiempo de media hora a 45 minutos, enseguida le dan la vuelta a la plaza Bolívar y parten al cerro El Say, donde se está haciendo el velorio al niño Jesús”, reseñó.

Las actividades continúan el cinco de enero, entre las 10  y las 11 de la mañana con “el reencuentro del niño Dios y San Benito en la vieja entrada de la población, luego se dirigen a la iglesia de San Miguel a celebrar la eucaristía, a las dos de la tarde se llevan a cabo los encuentros deportivos y en la noche las festividades populares en la calle principal del pueblo”, dijo.

Varios días de fiesta

El señor Ovidio Duarte manifestó que las fiestas continúan el siete de enero con la llegada de las diversas comparsas a la celebración de la misa a las 11 de la mañana en el templo de San Miguel; seguidamente, la procesión por las calles principales de la población, luego el almuerzo y a las tres de la tarde inicia el tradicional juego de la gallina y la caña que se realiza al frente de la Iglesia.

Las festividades de los Reyes Magos culminan el ocho de enero con la misa en honor a San Benito, luego la imagen del santo negro recorre cada una de las viviendas del pueblo, donde las familias bailan al son de la botella y de los tambores.

Llenos de fe y entusiasmo los habitantes de San Miguel y de pueblos aledaños se preparan cada año para celebrar el Día de los Reyes; visten telas de diversos colores y grandes máscaras para representar a los Pastores de San Miguel y rendir homenaje al Niño Jesús, mientras esperan la bajada de los magos de oriente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí