Así puedes calmar a tu gato cuando se sienta estresado, asustado o amenazado

Si hay un gato en casa, seguramente ya ha dejado ver alguna de sus más tiernas facetas; posiblemente ya se acostó en tu regazo y ronroneo hasta dormirse, o se interpuso entre tu telefono móvil y tu, para conseguir toda la atención de tu parte. Lo más probable es que ya hayas conocido su faceta de cazador, cuando te dejó un pajarito o una lagartija muerta a muestra de regalo. Esta y muchas otras travesuras te harán derretir de amor por tu felino.

Pero que ocurre cuando tu michi experimenta momentos de ansiedad, miedo y amenaza. ¿Cómo podemos ayudar para que supere ese trance? Según la cuenta especializada en tips sobre el comportamiento de los gatos @lavizcat, actitudes como la ansiedad, el miedo y la amenaza se pueden tratar haciendo unos cambios en el ambiente diario del animal, para que este se sienta más agusto y sereno. Estas son algunas ideas que se proponen:

Hacerles el mejor escondite: El poder refugiarse y esconderse les ayuda a gestionar muy bien el estrés o la ansiedad. Se sienten seguros y protegidos. Puede ser una caja de cartón, una camita tipo iglú, un lugar en tu closet, buenísimo que tengan su propio escondite.

Es importante que si nuestro gato decide esconderse se lo permitamos y lo respetemos y que pueda salir por voluntad e iniciativa propia. Es normal que ellos se quieran esconder cuando quieran evitar a otro gato, visitas en tu casa (Extraños para ellos), ruidos fuertes y extraños o cuando no quieren.

¡Cuidado! No es normal que tu gato permanezca escondido todo el día sin un estímulo externo que lo estrese o le genere miedo, esto es un aviso de que tu gatito puede estar enfermo.

Los gatos aman las alturas: Tener acceso a superficies o estructuras altas les encanta para entretenerse, descansar y observar su entorno. Si nuestros gatos están estresados o se sienten en peligro o con miedo, el poder subir a lugares altos les brinda mayor seguridad porque pueden aislarse y observar todo lo que pasa a su alrededor.

Los lugares altos generan seguridad en los mininos.

Tener rutas de escape: Las rutas de escape son indispensables para ellos ya que ante una amenaza prefieren huir y evitar el conflicto, evitar enfrentarse y poder escapar.

Teniendo en cuenta estos sencillos consejos. Ahora es indispensable conocer algunas señales que sugieren un cuadro de estres en el minino de la casa:

Cambios en los hábitos al momento de hacer sus necesidades. Es bastante común que un gato estresado haga sus necesidades en lugares distintos a su arenero, o en sitios poco frecuentes de la casa.

Conductas compulsivas. Los gatos estresados presentan conductas compulsivas. Aunque existen muchas de estas conductas, algunas de las más recurrentes son: contracciones musculares, acicalamiento, abrir exageradamente la boca, etc.

Agresividad. La agresividad es uno de los síntomas más comunes del estrés, no solo en gatos, sino incluso también en los humanos. Así que, un gato que repentinamente muestra una conducta agresiva probablemente está estresado.

Cambios alimenticios. Los gatos estresados también presentan cambios en su conducta alimenticia. Ellos pueden tener falta de apetito o incluso deseo por ingerir alimentos extraños y dañinos.

Marcaje intenso. De cierta forma, los gatos estresados no sienten que tengan control sobre el ambiente que les rodea. Por ello, otra de las características de un gato estresado es el marcaje intenso y excesivo. Aquí, el gato usa las uñas o la orina para marcar su territorio más de lo habitual.

Enfermedades. Esto ocurre solamente si el gato permanece estresado por mucho tiempo. Las enfermedades más frecuentes son las respiratorias, gastrointestinales y urinarias.

La calidad de vida de tu animal depende de tu cuidado y responsabilidad hacia él. No necesitan de mucho para sentirse bien. Con sus vacunas al día, su arenero limpio, una balanceada alimentación y mucho amor, tu gatico será el más afortunado de todos.

 

ENLACES PATROCINADOS

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com