¡Ay, mi pobre arbolito!

Con la llegada de la navidad, esta época del año llena de ilusión para todos, nos encanta adornar la casa. Poner el arbolito, con todos sus periquitos: bolitas, cintas, lacitos, luces, adornitos, estrellitas, cualquier cosa que se nos ocurra para poner el ambiente decembrino en la casa.

Armamos también el nacimiento, con sus vaquitas, ovejitas y pastorcitos… pero con todo esto, también subyacen algunos peligros asociados a nuestras mascotas, especialmente cuando tenemos cachorros, pues como unos niños pequeños, todos estos adornitos les llaman poderosamente la atención y pueden representar un peligro para ellos, en caso de ocurrir algún percance. Por esta razón, hay que estar más alerta en esta temporada para que no les ocurra ningún accidente.

Las redes sociales están cargadas de memes y videos en los cuales podemos ver graciosas imágenes relativas a los desastres que pueden hacer nuestras divertidas mascoticas, pero más allá del chiste, o la gracia que eso nos puede causar, siempre debemos tener cuidado, tanto para ellos como para nuestra propia seguridad, pues un cortocircuito, no solo les puede generar quemaduras a los animalitos, sino que pudiese ocasionar hasta un incendio en casa, por lo que es importante tomar previsiones.

Particularmente a los gatos les llama mucho la atención los árboles de navidad. Pareciera que el parpadeo de las luces de navidad los invita a trepar sobre ellos, pero las extensiones eléctricas pueden ser peligrosas para los animalitos, pues morderlas, se puede generar un cortocircuito y electrocutarles, causándoles daño.

Mucho cuidado con que no muerda o mastique luces encendidas podría sufrir una fatal descarga eléctrica y clavarse los cristales de las pequeñas bombillas

Por ello, es recomendable que al salir de casa, apaga siempre las luces del arbolito y déjalas desconectadas de la red eléctrica, pues tu mascota puede que intente morder el cable y puede electrocutarse, generándole quemaduras y aunque parezca mentira cada año mueren decenas de mascotas electrocutadas con las luces del árbol de navidad.

Aunque los gatos son unos escaladores natos, trepar no suele ser un problema para ellos, pero podemos intentar reducir los ataques al árbol si colocamos los adornos más excéntricos en la parte superior del árbol, ya que es posible que no se fije en ellos desde su perspectiva.

Arbolito, arbolito campanitas de Belén

Los gatos adoran jugar con las guirnaldas de los arbolitos, esas bolitas que al rebotar rebotan como bolas de pin pon… sus sonido les llama en demasía la atención, así como también les encanta juguetear con las bolitas entre las ramas de los arbolitos, para lo cual se trepan del arbolito y lo hacen tambalear y en muchos casos hasta caerse, con lo cual pueden quedar atrapados en la maraña de adornos.

Para que no te ocurra algo similar con lo que puedes ver en el video, que al gato le caiga encima el arbolito completo…te recomendamos tener mucho cuidado a la hora de montar el árbol, y buscar un buen soporte para evitar que pueda caerle encima a tu mascota si intenta coger alguna bola. Si fijamos o atamos la parte superior del árbol, este problema lo evitaremos, sobre todo si tenemos un gatito o un gato muy curioso.

A la hora de decorar la casa o árbol de Navidad piensa en la altura de tu mascota. Si pones los adornos del árbol muy bajos o cerca de algún mueble donde se pueda subir y alcanzar fácilmente, puede que intente cogerlos para jugar y al final acabe por tirarlo todo, incluido el árbol.

Un árbol discreto y pequeño desatará menos su curiosidad que un árbol muy alto y lleno de adornos y luces, por lo que es más fácil que no lo ataque porque le parezca aburrido.

Las cintas o lazos brillantes, serpentinas o envoltorios de plástico son un peligro potencial para ellos. Pueden producirles asfixia, enroscarse en sus intestinos y obstruir su sistema digestivo.

Las velas, bengalas y elementos de fuego fuera de su alcance. Además de evitarte un susto, también se lo evitarás a ellos. Por un lado, porque puede que tengan miedo y sufran por ello. Y por otro lado, porque puede provocarle quemaduras o pequeños incendios en casa.

A los gatos en particular les gusta curiosear todo lo nuevo que pongas en tu hogar, ya que son muy territoriales. De esta manera, van a sentir curiosidad por todas la cosas navideñas que estén en el hogar. Los gatos en particular, les encanta marcar con su olor todo lo nuevo, por ello les gusta acostarse sobre los tapetes navideños que esperamos lucir en estas fechas o rasgar con sus garras las cosas nuevas.

Evita el poner las bolas en la parte inferior, puede que coja alguna e intente morderla, aunque sean de plástico, las pueden morder y puede provocar que se corten o incluso que se coman trozos de plástico que les haga cortes en el intestino o en la boca, descarta los adornos de cristal, son muy bonitos pero si caen al suelo pueden romperse y tu mascota tragar cristales y provocarles una perforación del intestino.

Recuerda, tu mascota es un miembro más de tu familia, por lo que no debes maltratarlos por estas conductas, ellos sencillamente son curiosos y les gusta experimentar con todos estos objetos novedosos y divertidos para ellos.

Cuando el Niños Jesús se convierte en el perro…o en el gato

Si también tienes un nacimiento montado en casa, ten especial atención, no lo tengas en un lugar de fácil acceso, no vaya a ser que tu mascota se coma alguna figurita, o sencillamente decida formar parte del pesebre.

Si también tienes un nacimiento montado en casa, ten especial atención, no lo tengas en un lugar de fácil acceso, no vaya a ser que tu mascota se coma alguna figurita, o sencillamente decida formar parte del pesebre.

Poner en el piso una mantita que representará la estructura para el pesebre, puede representar para perros y gatos un nuevo lugar muy especial para ellos poder acurrucarse. De esta manera, deberás aceptar que ellos participen de tu entusiasmo navideño y no te quedará otra alternativa que arreglar las figuritas cada día. Recuerda que por ninguna razón puedes maltratar a tu mascota por una conducta como esta, pues poner disciplina no significa que debas maltratarlo.

En el caso de los perros, hay más probabilidades de que aprendan que no deben tomar las figuritas del pesebre y que no deben formar parte del elenco del mismo, pero los gatos son independientes y harán lo que les venga en gana. Sin embargo, puedes incorporar hierbas aromáticas como parte de los materiales que se emplean para armar el poblado del pesebre, con unas pizcas de pimienta en polvo y puede que lo ahuyentes. la menta no es del agrado de los gatos, lo cual puede incorporarse camuflada en el pueblito, tal vez en el río… para que el minino al acercarse, huya despavorido.

Además de estas precauciones, puedes rociar el árbol y otros adornos de Navidad con un repelente natural de cítricos mantendrá alejada a las curiosas mascotas, sobre todo, a los gatos.

  • Puedes elaborar un producto casero mezclando en una botella vacía con aerosol, 1 litro de agua, unas gotas de aceite de eucalipto y el jugo de 5 limones y 5 naranjas. Cierra la botella, agita bien antes de rociar el árbol con la mezcla y rocíalo 3 veces al día.
  • O también puedes colocar unos trozos de limón y hojas alrededor del árbol para dejar de ser tan atractivo a su olfato.

Enlaces patrocinados