Churrito cambió la vida de venezolana en Perú

Antes de ser rescatado por Kleimar y Alberto, una pareja de venezolanos, Churrito, con apenas un mes de vida, se encontraba tirado en un basurero de las frías calles de Lima, capital de Perú.

“La primera noche, Alberto lo envolvió en un paño y se lo acurrucó en el brazo, el pequeño durmió feliz”, cuenta Kleimar.
La madre humana de Churrito explica que antes de que él apareciera en su camino no se había planteado tener un animal de compañía. Admite que no conocía el bienestar que produce llegar a casa y que un “pequeño te mueva la cola y este esperándote con gran felicidad”, comenta.

Desde 2018, Kleimar está fuera de su país, lejos de su familia y en especial de sus tres hijos. Ese inmenso vacío y soledad que la acompaña, desde que salió de Venezuela, es más llevadero con la llegada de este nuevo integrante.

“Sabe cuando estoy triste, es mi amigo y no me deja tranquila; busca llamar mi atención con todo lo que hace, y ahora cuando estoy en el trabajo cuento las horas para verlo, estoy enamorada de él”, confiesa.

Churrito se adaptó a su nuevo hogar; el abandono que sufrió es un capítulo del pasado. Aprendió a ladrar como loco, a morder los zapatos y medias que ve mal parados, y también decidió quién de los dos integrantes de su familia sería su líder para siempre.

“Un día Alberto y yo estábamos en la casa y ambos empezamos a llamarlo, primero se tornó confundido, y luego sin remordimiento corrió hacia a mí. Ese día lo supe: me había escogido para enseñarme que puede haber amor puro y compañía sincera en cualquier lugar del mundo, siempre que te des la oportunidad de albergar a un cachorro”, dice Kleimar.

Beneficios:

Muchos estudios han demostrado que tener mascotas ayuda a las personas a nivel físico y emocional. Entre las ventajas para la salud se encuentra que los animales de compañía ayudan a no sentirse solos a sus dueños, evitan la depresión o contribuyen a sobrellevarla, reducen el nivel de estrés porque se estimula la producción de serotonina y la dopamina, además aumentan el sentido de la responsabilidad por tener la tarea de su cuidado.

Enlaces patrocinados