Con terapias alternativas tratan a los peludos

Querer ayudar a los animales fue la premisa que impulsó hace más de 15 años a Carolina Noriega crear un lugar para el rescate y cuidado de los peludos. Al momento de plantearse ese objetivo no tenía el espacio necesario para albergarlos, pero esto no la detuvo, y decidió fortalecer los conocimientos en la salud animal e inició sus estudios como asistente veterinaria.

Mientras trabajaba para concretar la fundación, recibió la noticia de que una de sus gatas fue diagnosticada con leucemia felina. El pronóstico para la peluda era muy malo, lo que motivó a Carolina a investigar sobre esta enfermedad que amenazaba seriamente la vida de su compañera de vida.

Profundizó sus conocimientos en el área de terapias alternativas enfocadas a los animales para poder brindarles una opción ante las enfermedades perjudiciales.

Al poco tiempo otra de sus gatas, Zuly, recibió igual diagnóstico de leucemia felina. Fue así como la proteccionista decidió tratar a la minina con el doctor Jurado, quien estableció un tratamiento para contrarrestar la enfermedad y la insuficiencia renal, a través de terapias alternativas. Gracias a ello, la felina pudo vivir cuatro años más.

La satisfacción de ver los buenos resultados con la homeopatía y la acupuntura fue el impulso para crear en paralelo el refugio Santuario Huella Fénix, un espacio destinado a brindar una mejor calidad de vida a los gatos que son diagnosticados con leucemia felina, entre otras enfermedades, y que no cuentan con una familia. “Quise darle una oportunidad a esos gatos que tienen condiciones especiales”, afirma.

Actualmente también brindan atención a peludos con cáncer en la nariz, VIH felino, ciegos, con discapacidades motoras y físicas.

Medicina alternativa

La proteccionista ha profundizado sus conocimientos para tratar a los animales con terapias de apoyo como el reiki, la homeopatía, la acupuntura, entre otras técnicas no invasivas. Siempre utiliza la medicina alternativa como apoyo a los procedimientos que son realizados a través de la medicina tradicional como esterilizaciones, entre otras cirugías.
Recalcó que hay que diferenciar la medicina alternativa de las terapias de apoyo. “El reiki es una terapia de apoyo que ayuda a recuperar la salud, las flores de bach, pero no sustituyen la medicina”, indicó.

Entretanto, la acupuntura y la homeopatía, como parte de la medicina, tienen métodos de diagnósticos y protocolos. Asimismo, está la medicina integrativa que busca todas las herramientas posibles para mejorar la salud de la mascota.
A la hora de aplicar una terapia alternativa siempre es importante contar con un profesional en estas áreas porque no se pueden emplear en un perro igual que en los gatos. “Se puede llegar a envenenar a un gato si se le da un tratamiento que no pueda procesar”, dijo.

A través de estas técnicas se puede trabajar el manejo del dolor mediante terapias como reiki y la acupuntura, siempre y cuando el veterinario previamente haya realizado el diagnóstico. “La medicina alternativa no compite con la medicina alopática, son dos tipos de medicina y pueden trabajar juntas”, agregó Carolina, quien a través de su instagram @huellasfenix pone a disposición foros con especialistas.

 

ENLACES PATROCINADOS