Congo escapó del cautiverio en el que estuvo durante 20 años

Durante casi 20 años, sin poder disfrutar de la libertad de correr y crecer con su manada, estuvo atado con una cadena a un árbol, viviendo como un animal doméstico. Se trata de un mono capuchino que responde al nombre de Congo, que fue rescatado recientemente en la vía pública del sector Veritas del municipio Maracaibo, en el estado Zulia.

Después de las denuncias de los vecinos y proteccionistas del Grupo de Apoyo en el estado Zulia de la Red Canina (RAC) y la voluntad de su coordinadora regional, Jessika García, el primate fue auxiliado y entregado a las autoridades para buscar proporcionarle un mejor bienestar.

La RAC supo del caso y durante varios días estuvieron dándole de comer para ganarse su confianza y velar porque en el sitio donde pernoctará no le hicieran daño. Durante esa travesía, el grupo le dio parte a la Misión Nevado de que el animal estaba en un terreno baldío al que huyó tras permanecer bajo la responsabilidad de unos familiares de sus dueños, quienes viajaron a Colombia.

García y su primogénita, Marzia Albano, además de su yerno, Jean Fernández, ambos voluntarios de la organización, emprendieron una vigilancia permanente para poder recuperar a Congo, con ayuda de la una vecina del lugar, Elizabeth Finol.  

Días antes, el mono llegó voluntariamente a casa de Finol, gracias a que tiene un sentido extraordinario del olfato, pero escapaba, y durante una semana recuperar al capuchino fue la causa de toda una comunidad, ya que el daño psicológico que le causaron lo reflejó en un conducta agresiva cuando intentaron capturarlo.

Los proteccionistas junto a Finol, con paciencia lograron que Congo se calmara y lo agarraron para finalmente entregarlo a las instituciones pertinentes para su reubicación.

Las marcas en la cintura son el reflejo de la indolencia de sus antiguos dueños quienes sin piedad sometieron al mono a dos décadas de confinamiento, pero la sensibilidad de quienes intervinieron, permitió que hoy Congo pueda estar en un mejor lugar bajo la custodia del Ministerio de Ecosocialismo, y en tránsito hacia un hogar.

El resultado de tanto descuido, fue un bajo peso y un trastorno psicológico que hizo del mono un animal, al que le será difícil adaptarse a otros de su especie, aseguran los proteccionistas de animales. La RAC actualmente aboga porque no sea trasladado a un zoológico, y que se haga la investigación pertinente del por qué estuvo tantos años encadenado, y cuál fue la vía por la que lo recibieron quienes lo tenían.

¿Cómo denunciar el maltrato animal?

En este tipo de casos como el de Congo es importante no ser indiferente y acudir a las instancias correspondientes para castigar a quienes cometan maltrato animal, previniendo hacer divulgaciones que pueden alertar al maltratador.

Una denuncia sobre maltrato animal puede formalizarse ante el consejo comunal de su comunidad y núcleos de la Misión Nevado en el territorio nacional. Ante el Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana y el Ministerio Público también se puede hacer una denuncia de este tipo, para que sobre todo prevalezca la vida del animal.

Es prudente evitar involucrar a menores de edad. Para tal efecto es mejor contar con el acompañamiento de un representante.

A la hora de formalizar la queja ante el organismo correspondiente, es necesario suministrar a las autoridades datos personales de contacto, la descripción y ubicación del caso con el denunciado.

Asimismo, es fundamental la evidencia que respalde la denuncia, con fotos y videos.

 

Enlaces patrocinados