El rescate animal va de la mano de la responsabilidad y compromiso

Este miércoles, en el programa de Nevado en Radio, conducido por la presidenta de la Misión Nevado, Maigualida Vargas, se reflexionó sobre las pautas que hay que tener al momento de rescatar a animalitos en situación de calle, con el objetivo de que tengan las mejores posibilidades de sobrevivir y no ponerlos en mayor riesgo del que ya están.

El tema surgió a propósito de una vivencia relatada por la animalista Neida García, quién explicó que su gatita tuvo la oportunidad de ser la madriza de unos mininos que fueron rescatados y llevados a una de las sedes de Misión Nevado. “Los tres gatitos llegaron en muy malas condiciones, tendrían unos tres días de nacidos”, contó.

García comentó que aunque los gatitos recibieron las atenciones por parte de los especialistas de la Misión, su experiencia le aseguraba que era muy poco probable que sobrevivieran sin una madre nodriza.

Consciente de esto, la animalista auxilió a los pequeños y fue así como su gatita asumió su rol de madre sustituta y nutrió con su leche materna a esos indefensos felinos. “Mi gata Sheida sufrió un preclamsia hace poco, por eso justamente la estaban atendiendo en Misión Nevado. Sin embargo al colocarle a los bebés, no dudó en amamantarlos y regalarle el calor materno tan necesario para la sobrevivencia de esos gatitos”, narró.

A pesar del acto de bondad que a primera impresión se califica hacia la persona que rescató a estos gatos bebés de las calles, tanto la conductora Maigualida Vargas, como su invitada Neida, sopesaron sobre la responsabilidad que debe acompañar a una persona que decide rescatar a un animal de la calle. “La señora que llevó a los gatitos, los dejó en la sede y se fue”, indicó García. Hecho que no es considerado un acto de rescate, por el simple hecho de endosar la responsabilidad de esos animalitos a alguien más.

En ese sentido, Vargas aprovechó la ocasión para exponer tres recomendaciones que toda persona que rescate a un animal de la calle debe considerar:

  • Tener las condiciones adecuadas para asumir al animal que se rescate. Responsabilidad y condiciones acordes, son las premisas que debe considerar un rescatista, al momento de comprometerse a salvar la vida de un animal de compañía en situación de calle. “Cuando rescatamos animales el principio debe ser que los rescatamos para atenderlos nosotros mismo”, refiere la presidenta de Nevado.
  • Observar la situación real del animal a rescatar. Vargas además explicó que “cuando se ven unos gatitos bebés no podemos agarrarlos a la primera, es importante evaluar si su mamá no está cerca, en búsqueda de alimentos o tomando agua. El impacto emocional que sufriría la madre al quitarle sus cachorros, sería muy fuerte. Por lo que un bien sería en realidad un mal mayor para esa gata”.
  • Tener los implementos e insumos propicios. Maigualida Vargas en sus recomendaciones aclaró que los gatitos bebés son muy difíciles de que sobrevivan solo con una alimentación asistida. Por eso lo ideal es tener una gata nodriza en mente, al momento de asumir la responsabilidad de rescatar a una camada de felinos. “Que los amamante, los acicale y los atienda”, considera. Finalmente, recomendó no utilizar leche completa, y documentarse acerca de las fórmulas maternas bien probadas para dar el alimento a los gatitos recién nacidos.
 

ENLACES PATROCINADOS