InicioHistoriasGolfo, el cachorro "pelos locos" consiguió un hogar

Golfo, el cachorro «pelos locos» consiguió un hogar

Aquí te explicamos la importancia de la entrevista previa con los adoptantes

Golfo es un perro que fue abandonado a su suerte con tan solo 3 meses de edad. Era muy temeroso incluso siendo un cachorrito, por lo que parecía, ya conocía el maltrato.

Realmente no se sabe por qué cosas tuvo que pasar, pero se ve que su vida antes de nosotros, no fue buena. Lo encontraron solo en un terreno. Con mucho miedo, fue difícil agarrarlo.

Al fin a salvo, limpio y después de atención veterinaria, lo publicaron en redes sociales, por la protectora a cargo de su adopción.

Estuvo en varios temporales. Era catalogado como el “pelos locos”, no miraban más allá de su apariencia y problemas.

¡Hasta que lo vieron! Una foto bastó para que una pareja se enamorara de él y se contactaran con la protectora.

Después de llenar planillas y ser evaluados, para ver si podrían tener o no a ese perrito, tuvieron que entregar dos vídeos de presentación y condiciones del hogar y una llamada de entrevista, por fin fue oficial, ellos serían los papás de Golfo.

Golfo ahora es un perro amado por su nueva familia

Viajó 5 horas, desde una ciudad a otra para encontrarse con su nueva familia, donde encontraría un hogar lleno de amor, paciencia y diversión.

Ha pasado ya año y medio desde que Golfo llegó, y aunque aún es tímido con los desconocidos, ahora es un perro alegre, cariñoso y muy juguetón, amante de los peluches y de hacer amigos de cuatro patas. Además está castrado y es ¡Muy Inteligente!

¿Por qué tantos requisitos para poder adoptar un perro abandonado?

Muchas veces los adoptantes, no comprenden el por qué los proteccionistas hacen tantas preguntas, ponen condiciones o piden algunos requisitos para poder adoptar un perro abandonado.

Hay muchos factores que pueden influir en un hogar y un perro que tiene traumas.

Por ejemplo, en un video o en una visita, se puede observar si en casa hay muchos adornos, plantas u objetos que puedan desencadenar algún conflicto con el animal.

Imagina que el perrito es inquieto y le gusta dar salto y en casa tienes muchas esculturas, jarrones, adornos. No todos los adoptantes tienen la paciencia de aceptar que el perro pueda dañar algo de esto.

Otro caso podría ser, que en casa hay muchas plantas y el perro ama excavar o le gusta morder plantas, puede envenenarse, dañar tus plantas y hacer desastres. Eso hay que advertirlo, pues mucha gente, no tiene experiencia en la tenencia de mascotas y puede pasar estas situaciones por alto.

Existen miles de casos más, como perros escapistas y ventanas o puertas de fácil acceso, adultos mayores en casa o niños, tu profesión u oficio, tus horarios.

Entender que un perro necesita algunas condiciones por sus circunstancias y antecedentes de vida, ayuda a que todo fluya. Por eso se hacen preguntas.

En muchos casos, como en el de Golfo, se evalúa a los papás, se les entrevista y siempre se pide saber del animalito, en caso de cualquier emergencia.

Es que adoptar, es un compromiso hasta el último día de vida de ese ser vivo que siente y que ama con locura a sus humanos, quienes en lo sucesivo, serán su familia.

Deja un comentario