InicioTu mascotaHistorias de MascotasIpa se quemó con agua caliente

Ipa se quemó con agua caliente

No le sale pelo en el lomo después de la quemada. A los gatos hay que ponerles límites, ellos son muy inteligentes.

Ipa es una gatita que nació en mi casa, cuando rescaté a su mamá, que estaba preñada.

Ella tiene ya 5 años en casa, vive con sus dos hermanas. Los que tenemos gatos sabemos que son muy curiosos y que para ellos no hay límites, hay que ponérselos.

A Ipa le pasó algo terrible, se quemó con agua caliente. Para evitar que cayera una olla con agua caliente al piso, mi hermano, que está en silla de ruedas, de manera usual estaba cocinando.

Se levantó un poco para quitar el agua y se quemó, de pronto él, aún con la olla en sus manos, se sentó de golpe en la silla de ruedas y la gata, lejos de irse, se acercó y el salpicado inevitable cayó en su lomo.

Aquí se aprecia que no le sale pelito en la zona

Su quemadura fue terrible, tan grave que no le sale pelo en esa zona. Como era de noche, lo que él hizo fue colocarle agua fría, pero el dolor de la niña era intenso.

A primera hora, él llevó a la gata al veterinario pues tenía claro que no podía automedicarla, porque son muy delicados y hay medicinas que los envenenan, era imperioso que la viera un doctor.

Allí le mandaron su tratamiento, que gracias a Dios resultó perfecto porque se recuperó totalmente.

Ahora tenemos algunas pautas en la cocina para evitar accidentes. Porque si bien es cierto que los gatos son independientes y rebeldes, también son muy inteligentes.

Por esa razón, lo que hacemos es ponerles límites.

Una amiga, por ejemplo, tiene la puerta de la cocina siempre cerrada, otra lo que hace es sacarlos hasta que entiendan, pero hay una que los deja que estén sobre la nevera y dice, si no se bajan de ahí, estarán seguros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí