InicioTu mascotaHistorias de MascotasLuciano, el gatito que consiguió nuevo hogar con su ternura

Luciano, el gatito que consiguió nuevo hogar con su ternura

Quienes han interactuado con él lo consideran amigable y peculiar

Luciano es un felino, anteriormente callejero, que conquistó los corazones de neoyorquinos que lo veían deambular por Central Park; tanto así fue, que con su encanto se las arregló para ser acogido e instalarse bajo un nuevo techo.

Tanto los vecinos de la zona, como los integrantes de la organización sin fines de lucro Paws of Hope NYC (Patitas de Esperanza de la Ciudad de Nueva York), se movieron para ayudarlo y brindarle una segunda oportunidad, de acuerdo con el portal web La Nacion.

Actualmente el animalito se encuentra en un hogar preventivo y su cuidadora destacó la facilidad del simpático Luciano para adaptarse a la vida hogareña. De todas formas, no se confirmó si la casa en la que está viviendo funciona como tránsito, es decir, que sirve como residencia hasta que alguien decida adoptarlo oficialmente, o si ya asumieron al pequeño felino como parte de su familia.

Anaranjado y extrovertido

El pelaje de este gatito es anaranjado; el mismo varía desde tonos claros hasta naranjas profundos y se acompaña de patrones de rayas, manchas o remolinos. Existen variaciones de distinto tipo, como el clásico, el mackerel, el spotted y el ticked.

De igual manera, estos gatos suelen ser conocidos por su amigable y extrovertida personalidad, siendo cariñosos y sociables.

Por otra parte, este amiguito tiene una peculiaridad: es bizco. Sin embargo, este aspecto no impidió que se adapte y disfrute de su nueva vida que ahora goza gracias al apoyo de las personas que auxilian en la asociación que lo rescató.

La Nacion

Luciano es un ejemplo perfecto de cómo los esfuerzos de rescate pueden transformar la vida de un animal callejero, proporcionándole amor y un hogar seguro desde cualquier parte del mundo.

Este tipo de fundaciones y organizaciones abogan por el bienestar de los animales, no solo aquellos en situación de calle, sino también por los que se encuentran en cautiverio para ser reproducidos forzosamente, reseñó finalmente La Nación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anterior
Artículo siguiente