La pandemia develó la crueldad y la bondad hacia los animales

Este miércoles, Nevado en Radio, conducido por la presidenta de Misión Nevado, Maigualida Vargas, estuvo dedicado a compartir tres conmovedoras historias de animalitos que fueron rescatados de las calles en condiciones de salud muy desfavorables y con el esfuerzo incansable de animalistas y fundaciones comprometidas, permitieron cambiar la realidad de estos peludos.

El caso más conmovedor lo relató la proteccionista Krizia Vidal, integrante de la Fundación de Protección y Bienestar Animal (Fundaproba), quién explicó que la pandemia develó la parte más cruel del ser humano respecto a los animales y Manchita es vivo ejemplo de ese sentir.

Cuenta la proteccionista, que el año pasado cuando comenzó todo lo referente a la cuarentena por el covid-19, Manchita una perrita que hacía vida en un negocio, se mantuvo sin comida ni agua debido a que el propietario no fue en todos los días de confinamiento. “Proteccionistas tenían que saltar un paredón para facilitarle la comida. Aunado a su abandono, manchita presentaba una miosis que casi la deja ciega”, recuerda.

Vidal agrega que esta situación de descuido como la de manchita, se presentaron en muchos sitios. “la situación de pandemia, hizo que muchas personas dejaran en sus negocios a sus animales, pasando necesidad y hambre. También lanzaron a sus animalitos a la calle”. Manchita fue parte de esa manada que estuvo a punto de morir de desidia e indiferencia.

Pero como hay ignorancia y crueldad también hay amor y sensibilidad, explica la rescatista, y esto último fue lo que permitió que Manchita sorteara todo su precario pasado. Con el apoyo del equipo de Fundaproba, que a su vez se sustenta de donaciones de personas que apoyan la noble causa animal. Hoy se puede decir que manchita sobrevivió a la individualidad del ser humano en tiempos de pandemia.  

Las otras dos historias surgen de la labor que emplea en la Isla de Margarita, la animalista Luisa Gil. Dueña de una pequeña empresa, Gil ha logrado vincular sus dos pasiones, la artesanía y el cuidado integral de los animales que se encuentran en situación de calle en la Isla.

De allí surge la historia de Huesitos, una gatita que proviene de una familia con más carencias afectivas que económicas. “nunca la alimentaban, por eso siempre tenía hambre. Fue una gatita que tuvo que robar para poder sobrevivir”, refiere Gil.

“Huesitos fue diagnosticada con un cuadro viral que no le permitía asimilar la comida. Todo lo que ingería lo expulsaba por las heces. Por lo que su cuidado implicó mucha paciencia. Recursos tanto para su tratamiento como para cambiarle constantemente el arenero. Los veterinarios no le daban mucha esperanza de vida”.

No obstante todos los cuidados de gil y sus aliados hicieron el efecto esperado y Huesitos ya no es una gatita flaca y debilucha. “Ahora está gordita ya asimila todo lo que come”, comenta satisfecha su protectora.

Para la animalista “Huesito representa cientos de animalitos en esos sectores con muchísima escases más que de recursos, es de conciencia”, y por eso el sacrificio y la lucha de cada proteccionista vale la pena.

Otro de los casos que marcó y fue compartido por la señora Luisa, fue el relato de Atis. Un perrito en situación de calle que además sufría de una terrible sarna. “Si es difícil para un perrito de la calle conseguir comida estando en condiciones medianamente sanas, te imaginas para un perrito con sarna”, refirió en conversación telefónica la animalistas.

Con la voluntad intacta de quién sabe que nació para amparar a los animales de compañía, Luisa junto con un batallón de aliados, lograron salvar a Atis, de la sarna, de una infección respiratoria y de muchas otras cicatrices que develaban los malos tratos que seguramente pasó este “eterno niño”, como lo llama su cuidadora.

Atis hoy es parte de la manada de Luisa Gil. Confiesa la proteccionista que fue amor a primera vista.

Finalmente las activistas hicieron un llamado a que más personas se sensibilicen a esta causa, que aunque implica tiempo y sacrificio, la recompensa viene con creces.

Si te interesa este y otros temas pro animalistas, te invitamos a sintonizar “Nevado en Radio” todos los miércoles por 95.9 Radio Miraflores, y ahora también por Alba Ciudad 96.3 FM, de 2:00 a 3:00 de la tarde

 

Enlaces patrocinados