Los cuatro leones del zoo de Barcelona dan positivo por coronavirus

Los cuatro leones del parque zoológico de Barcelona, tres hembras y un macho, las primeras de 16 años (tercera edad en la especie) y el segundo de 4, han dado positivo por coronavirus. Los felinos presentan síntomas leves y su capacidad de contagio a los seres humanos es, lógicamente, muy escasa, porque con los leones ya suele haber de natural distanciamiento.

En noviembre, según un comunicado que ha hecho público el zoo, se detectó que los cuatro animales mostraban sintomatología respiratoria de vías altas, susceptible de infección por covid-19 y coincidiendo con el diagnóstico del virus en dos de los cuidadores, sin que esté claro cómo se produjo la enfermedad en felinos y humanos. El zoo no ha especificado si hubo contagio de los cuidadores a los cuidados.

Los cuatro leones, que responden a los nombres de Zala, Nima, Run Run (!) y Kiumbe (el macho), fueron testados con un kit de detección de antígenos y todos ellos dieron positivo de Sars-CoV-2. El resultado y el diagnóstico fueron confirmados mediante pruebas PCR posteriores.

El servicio veterinario del zoo siguió los protocolos pertinentes informando a los servicios de Ganadería y Sanidad de la Generalitat que derivaron el caso al Centro de investigación de sanidad animal.

Además el centro se ha puesto en contacto y ha colaborado con expertos internacionales como el servicio veterinario del zoo del Bronx (Nueva York), el único en el que, hasta el momento, se han documentado otros casos de la covid en felinos. La enfermedad en leones no sería, excepto por el tamaño y la derivada complicación de tratarla en animales tan poco manejables, muy distinta a la que sufren los gatos domésticos.

A los leones se les ha proporcionado atención veterinaria para el proceso infeccioso que padecen, similar según el zoo, a un proceso gripal muy leve. En ningún momento se observó en los felinos una respiración difícil u otros signos respiratorios preocupantes, y todos los síntomas desaparecieron a los 15 días, excepto la tos y el estornudo.

El tratamiento ha consistido en antiinflamatorios y estrecho seguimiento. Los animales han respondido bien.

El equipo de cuidadores del zoo hubo de enfrentarse a la delicada tarea de obtener muestras de todos los leones para realizar los test. El centro subraya en su nota la habilidad y experiencia que se precisan para hacer esas pruebas, que nunca son agradables, en leones.

A partir de la detección se han realizado test de antígenos a todas las personas que habían tenido contacto con los leones, que son únicamente los cuidadores más cercanos. Todos los resultados han sido negativos de infección por covid. Para evitar riesgos —de infección— se han instituido medidas de trabajo específicas con los leones: mascarillas FFP3, pantallas, monos y cubrezapatos de plástico.

El zoo destaca que el trabajo con los leones infectados, presenta la oportunidad de elevar el conocimiento sobre la covid y cómo afecta a los animales y especialmente a los grandes felinos.

La información será compartida con las diferentes asociaciones internacionales de las que el zoo de Barcelona forma parte. Al inicio de la pandemia el centro catalán ya estableció una serie de protocolos para afrontar la posible enfermedad en animales incluyendo la realización de test en fauna, lo que ha facilitado enormemente el tratamiento de los leones.

El zoo descarta que la infección de los leones haya podido suponer riesgo alguno de contagio para los visitantes del parque. “Simplemente, nadie de los que vienen a verlos se acerca lo suficiente”, han señalado.

Los leones del Zoo de Barcelona han sido los únicos animales del recinto que han pasado la covid-19. / El País

Enlaces patrocinados