Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.
InicioTu mascotaMundo AnimalHay que estar pendiente con las afecciones cutáneas en los perros

Hay que estar pendiente con las afecciones cutáneas en los perros

Catira es una mestiza rescatada hace cinco años que un buen día, comenzó a rascarse desesperadamente y a brotársele varios punticos rojos en varias partes del cuerpo. Al principio se presumía que era sarna y le comenzamos a colocar azufre con aceite de coco un remedio casero recomendado por algunos proteccionistas para tratar problemas de la piel.

Cuando la situación se puso más complicada, decidimos llevarla a una consulta veterinaria que determinó que el mal que padecía era pioderma canina, la cual es una infección bacteriana de la piel, la cual puede presentarse por diferentes orígenes tales como: infecciosas, inflamatorias y neoplásicas.

Según la médico veterinaria Nieves Rodríguez, Catira presentó una afección leve que fue tratada a base de antibióticos y antialérgicos durante una semana y media que ayudó a curar la patología.

Según el portal web www.vanguardiaveterinaria.com.mx, en perros, es considerada una de las dermatopatías más comunes, siendo el principal patógeno el Staphylococcus pseudointermedius, especie anteriormente denominada S. intermedius.

Diagnóstico

Según el portal para diagnosticar la pioderma en perros, debe basarse en la anamnesis, en el examen físico y en los exámenes complementarios como la citología, el cultivo y el antibiograma, de acuerdo con los resultados obtenidos indicarán el protocolo de tratamiento adecuado y, de esta forma, son identificados como factores cruciales para el éxito y control de la pioderma  en los animales.

El examen citológico se muestra importante para distinguir entre la infección bacteriana y la colonización bacteriana normal de la piel, indicando así la profundidad de las lesiones. Las muestras para análisis citológicos pueden ser recolectadas utilizando cinta adhesiva (lesiones de la superficie cutánea), a través de punción aspirativa (nódulos o pústulas de gran tamaño) o por medio de fístulas.

Tratamiento

El uso racional de medicamentos como los antimicrobianos, debe ser instaurado evitando así fallas en el tratamiento y aumento de la resistencia bacteriana.

Las piodermas de superficie generalmente se resuelven con tratamiento tópico, ya que las piodermas superficiales requieren normalmente tratamiento sistémico, sin embargo, el tratamiento tópico puede ser exitoso por sí solo cuando se respeta la frecuencia de aplicación de los medicamentos.

En el tratamiento sistémico de la pioderma superficial debe ser instituido por lo menos un ciclo de 3 semanas de antibioticoterapia. En la pioderma profunda, es necesario un tratamiento mínimo de 6 semanas, en ambos casos, se recomienda la continuidad del tratamiento por lo menos 2 semanas después de que se haya observado remisión clínica de las lesiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí