Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.
InicioTu mascotaMundo AnimalPresos chilenos reciben afecto de 300 gatos

Presos chilenos reciben afecto de 300 gatos

Los felinos han logrado cambios en la conducta de los reclusos

Tener un gato es una tarea placentera. Como seres sintientes, pueden llegar a brindar amor a quien decide hacerlo formar parte de su vida. Tal es el caso de alrededor de 5.600 reclusos de la conocida La Peni, principal cárcel de Santiago de Chile, donde cientos de felinos pasan sus días buscando refugio y cuidado.

Por casualidad o traídos por alguna persona con el fin de eliminar roedores que habían invadido el lugar, los felinos llegaron a la prisión. Debido a la falta de atención especializada para evitar su reproducción, la población gatuna ha llegado a multiplicarse desmesuradamente hasta alcanzar aproximadamente 300 felinos, reseñan medios internacionales.

Desde hace décadas se les ve caminar por la prisión en busca de cuidado. Su presencia ha significado un cambio en la vida de los reclusos.

“Un gato a uno lo hace preocuparse, darle comidita, cuidarlo, brindarle un trato especial. En la calle, en la libertad, nunca lo hacíamos, entonces aquí lo descubrimos”, dijo Carlos Núñez, quien destacó que compartir con estas peculiares mascotas le ha ayudado a sobrellevar los días privado de libertad.

La presencia de los felinos ha cambiado el ánimo de los internos, pues ha significado para ellos una razón para preocuparse, sentirse útiles y acompañados mientras transcurre su vida en la prisión.

“Las cárceles son lugares hostiles, y por supuesto, cuando uno ve que hay un animal que genera afecto, cariño y que provoca estos sentimientos positivos, lógicamente se genera un cambio de pensamiento”, dijo Helen Leal, directora de la prisión.

Un patrón similar fue el que se aplicó en 2015 en una cárcel de Estados Unidos, donde se llevó a cabo un programa para rescatar gatos de refugios y llevarlos a la prisión para que los reclusos con buena conducta pudieran hacerse cargo de ellos, y de ese modo, fortalecer su área afectiva y social.

Esto ocurre, pues interactuar con mascotas puede generar sentimientos de alegría, lo cual se traduce en cambios en la conducta de las personas.

En ese sentido, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Konkuk (Corea del Sur), interactuar con animales puede llegar a provocar cambios en las ondas cerebrales de los seres humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí