¿Por qué no es conveniente cortar la cola y las orejas a los perros?

Más de 23 países prohiben la cirugía estética en animales por calificarlo como un acto cruel

Normalmente si amas a tu mascota por nada del mundo querrás que sufra algún tipo de dolor y menos si es innecesario. Es de suponer que tampoco te gustaría que le faltara algún miembro del cuerpo, indispensable para su comunicación o equilibrio. Mucho menos priorizarías la estética por la salud emocional y física de tu gran compañero peludo.

Justamente esta es la visión de los expertos y tenedores de mascotas que dicen un rotundo «NO», a las intervenciones quirúrjicas para cortar la cola, las orejas o hasta las cuerdas vocales de su animal de compañía. El amor y cuidado sobrepone la «moda», o como se supone debe «lucir» un perro de raza.

Esta visión, en el que se prioriza el bienestar por encima de la estética, también está estrechamente vinculado a romper con el modelo de «propiedad», que desde hace siglos a definido la relación de los seres humanos con los seres vivos, en especial con los animales domesticos.

Cabe destacar que más de 23 países en su mayoría europeos, han prohibido estas prácticas por considerarlas crueles. En latinoamérica solo Colombia Chile y Brasil han establecido esta iniciativa a favor de los animales.

5 razones de peso para no mutilar al peludo de la casa:

Según los especialistas, solo cinco razones son suficientes para descartar cualquier cirujía estética a nuestro animal de compañía:

La cola es una parte fundamental para la comunicación y equilibrio del can

1. La cola es una herramienta de comunicación. Los perros hablan con la cola. La guardan entre las patas cuando tienen miedo, forman una interrogación con ella si están en guardia y la baten enérgicamente para mostrar su alegría. «Se comunican entre ellos y con nosotros a través de ella», explica la veterinaria Alicia González, de la Clínica veterinaria Los Molinos de Madrid, «así que pierden la capacidad de expresarse». «El rabo le sirve para expresar excitación, inseguridad, alegría miedo… Como ejemplo en nosotros, a veces nuestras manos nos sirven también como herramienta en conversaciones», dice su colega y adiestradora canina Sandra Real, «no solo es lo que decimos con palabras sino todo lo que podamos expresar con las manos».

2. Puede causar problemas. Los expertos dicen que les cambia. «Toda amputación a cualquier animal sea cola, cuerdas vocales, uñas en los gatos por ejemplo, cuyos fines son puramente estéticos, afectará negativamente a su comportamiento normal y a su bienestar», dice Real, «cuidar bien de una mascota es asumir la responsabilidad de proporcionarle una buena calidad de vida y bienestar físico y emocional».

 3. La mutilación empeora el equilibrio del animal. La cola posee un sentido anatómico y funcional. «Da lo mismo de la raza que sea un perro, la cola está compuesta por huesos llamados vértebras caudales que tienen ademas otros tejidos asociados», añade Real, «siendo un elemento importante para mantener el equilibrio del animal al correr, girar y otros movimientos. La función de su cola es necesaria como la de las otras partes de su cuerpo».

Los perritos sufren dolores crónicos al ser sumetido a estas intervenciones

4. El procedimiento es doloroso. A los cachorros se les corta la cola a los dos o tres días de vida. Se suele hacer de una forma parecida a cuando se clampa el cordón umbilical al nacer. Al estudiar su reacción, se comprueban signos de estrés y dolor. En un estudio con una muestra de 50 cachorros sometidos a la amputación todos ellos chillaron cuando se estaba practicando el corte.

5. Porque resulta un gasto innecesario. Además de todas los argumentos anteriores, cambiar la apariencia de tu animal por un fin estético supone un gasto que puedes utilizar en su alimentación, juguetes y chequeo médico de rutina.

Tu amigo peludo es hermoso y perfecto tal y como es. Su cola y sus orejas complementan su comunicación y relación contigo y con los que lo rodean. No permitas que los estándares de belleza que les imponen a las razas cambien la naturaleza genuina de tu mascota. No a la mutilación, si al amor y protección.

Tu perro es hermoso tal y como es
 

ENLACES PATROCINADOS