Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.
InicioTu mascotaHistorias de MascotasUn cuarteto de gatitos atigrados fueron rescatados al nacer

Un cuarteto de gatitos atigrados fueron rescatados al nacer

Una camada de gaticos fue rescatada y los identificaron con cintas de colores, excepto a "Sin cinta"

Estaba en un día de trabajo normal y escuché un sonido “extraño”, bastante agudo y creí que era el sonido de algún repique de cualquiera de mis compañeros de trabajo, pero seguía sonando y ya no me pareció un repique y pregunté en voz alta ¿qué es eso que suena? 

Como por arte de magia salieron gatitos que estaban muy cerca de mi trabajo, eran bebés, los maullidos eran muy agudos y desesperados. Mi debilidad, siempre han sido los gatos y especialmente cuando están pequeños.

Le pregunté a mi jefe si podía tenerlos mientras. Yo me los llevaría a mi casa al terminar la jornada. Mi jefe me dijo que sí, afortunadamente, los gatitos se quedaron dormidos apenas los resguardé. Estaban muy agotados.

Al llegar a casa, comencé a buscar información de cómo cuidar gatos bebés, tetero, leche, todo. Les aparté un espacio y les compré la leche maternizada. 


Todos eran gatitos grises de rayas. Entonces al alimentarlos no sabía cuál acababa de comer y cuál no, si estaba repitiendo, era muy confuso. Por eso se me ocurrió ponerle cintas de colores en el cuello, para poder tener un control.

Uno tenía una cinta negra, otro una azul, otro gris y uno no tenía cinta. El que no tenía cinta era el más pequeño de la camada.

Como era el más pequeño, era el que menos comía y veía que necesitaba más cuidados, así que decidí dedicarle más tiempo. Fui dando a los otros gatitos en adopción, que por cierto sus nombres eran Cinta azul, Cinta Negra, Cinta gris y Sin Cinta.

Su nombre completo es Sin cinta Paula del Bosque Ramírez

Los dí a todos y me quedé con Sin Cinta, quien resultó ser una gatita, mi gatita. Al principio no me la iba a quedar solo la quería cuidar hasta que estuviera más fortalecida. 

Mi familia se encariñó pero no querían tenerla, tuve que imponerme y negociar condiciones y compromisos. Hoy en día, Sin cinta, es mi gata y la consentida de mi casa, no saber de gatos no debe ser una excusa para no tenerlos. Toca leer, investigar e informarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí