InicioPulsoCámara de Comercio de Yaracuy exhorta a respetar cotizaciones del BCV

Cámara de Comercio de Yaracuy exhorta a respetar cotizaciones del BCV

La Cámara de Comercio del estado Yaracuy este jueves se pronunció en contra del cobro sobrestimado que algunos establecimientos hacen de las divisas extranjeras, a la vez que exhortó a sus afiliados a respetar la cotización diaria que hace el Banco Central de Venezuela (BCV) del dólar para su compraventa en los locales comerciales.

El presidente de esta instancia gremial, Pablo Infante, significó que aunque no es la mayoría de comercios los que abusan en el cobro exagerado al aceptar la divisa norteamericana con precios por encima de la cotización oficial, sí hay casos de comerciantes que aplican estos ilegales incrementos.

“Hay cierta estabilidad en la moneda que no justifican estas prácticas de cobrar por encima de la cotización oficial. Es un llamado a la conciencia para que nuestros afiliados se rijan por la legalidad y cumplan con las estimaciones diarias que emite el BCV”, subrayó el dirigente gremial de los comerciantes.

Mencionó que la flexibilización del Gobierno nacional al permitir la circulación del dólar en el mercado es una medida bastante acertada que ha ayudado a reactivar la economía en todo el país. Sin embargo, consideró que falta mucho camino por recorrer para alcanzar la vía que permita avanzar al comercio e industria hacia su total normalización.

Infante también advirtió que debido a la crisis económica que atraviesa el país, de las 100 grandes industrias registradas en el estado más de 40 han cerrado y el resto busca subsistir de diversas maneras.

Por otra parte, destacó que durante estos días de diciembre se registra un repunte en la venta que ayuda a la recuperación de los comercios, lo cual ayudará a enfrentar los meses siguientes, que usualmente son muy fuertes para vender.

Asimismo, resaltó que el comercio y la industria son los sectores que mejor pagan a sus empleados, con sueldos que están entre los 80 y 200 dólares mensuales, dependiendo de los cargos ocupados y del tipo de negocio; mucho más que lo que paga la Administración pública.